Cómo saber si un Aceite Esencial es Puro

Los aceites esenciales son líquidos altamente concentrados extraídos de diversas plantas. Contienen compuestos aromáticos que son usados terapéuticamente en la aplicación de aromaterapia como en inhalaciones, masajes y baños. Estos aceites pueden obtenerse de diferentes partes de la planta como hojas, tallo, semillas, flores, raíces y frutos.

Además requieren un tratamiento específico para manipularlos y almacenarlos.

La mayor parte de los aceites esenciales no pueden aplicarse en su estado puro directamente sobre la piel es necesario diluirlos en otros aceites, conocidos como aceites bases, agua o excipientes cosméticos.

– Compra marcas conocidas y respetables, pues algunos proveedores diluyen el contenido del frasco comprometiendo la integridad y efectividad de los aceites.

– No compres aceites esenciales almacenados en frascos plásticos y claros. Los aceites degradan materiales como el plástico y la luz los dañará.

– No confundas fragancias oleosas, perfumes oleosos y aceites sintéticos con aceites esenciales. El término esencias se aplica a las sustancias sintéticas de similar fragancia pero que no contienen la propiedades naturales. Algunos aceites sintéticos pueden crear reacciones alérgicas en algunas personas.

– Los únicos aceites esenciales frutales son los cítricos que se extraen de la cáscara. Los aceites esenciales de otras frutas como fresa son sintéticos.

– Asegúrate que los aceites esenciales que compras hayan pasado el test de pureza. Coloca una gota del aceite en un pedazo de papel, si se evapora rápidamente sin dejar una marca se trata de un aceite puro. Si deja una marca de grasa en papel es una muestra que ha sido mezclado con aceite vegetal.

– Huele su aroma antes de comprarlo. Un aceite esencial puro tendrá un aroma fuerte, los diluidos no huelen tanto.

– El precio de los aceites esenciales varía entre uno y otro, debido a que el rendimiento de la extracción de cada especie es diferente, aquellos aceites que tiene precios similares no son naturales.

Almacena tus aceites esenciales en un lugar frío, oscuro y seco. Deben ser vendidos en frascos de vidrio oscuros. La luz y el calor degrada los compuestos de los aceites esenciales alterando su efectividad. No toques el lado inferior de la tapa o el borde del frasco ya los aceites de tu propia piel puede afectar los aceites esenciales.